Los trabajadores municipales cobrarán en agosto el 33% de la Carrera Profesional

Los trabajadores municipales percibirán, en su nómina del mes de agosto, el 33% de la Carrera Profesional, correspondiente al año 2018, tras el acuerdo alcanzado entre el Equipo de Gobierno y Comisiones Obreras (CC.OO.).

De esta manera, se continúa avanzando en el cumplimiento de los compromisos alcanzados por el Gobierno Municipal con las centrales sindicales el pasado 18 de diciembre y tras el que los empleados municipales ya percibieron el 33% correspondiente al año 2017.

Así mismo, y como se recoge en dicho acuerdo, “si la disponibilidad presupuestaria lo permite, se llegará al abono del 50% de la carrera profesional a finales de este año completándose el nivel en 2019”.

Para la delegada de Personal, Mercedes Carmona, “supone una satisfacción, no ha podido ser antes, como era nuestra voluntad, porque los presupuestos se han aprobado hace unas semanas”. Ha recalcado que el compromiso con el empleado público “está ahí y procuraremos seguir cumpliendo con los acuerdos lo antes posible”.

La Carrera Profesional ha sido una demanda históricapara las Centrales Sindicales con representación en el Ayuntamiento en su reivindicación por la dignificación del empleado público. Una cuestión a la que el Equipo de Gobierno se comprometió desde el inicio de Legislatura tras un periodo largo de “muchos años de retroceso de sus derechos”.

Desde el año 2015 se han venido restituyendo derechos perdidos por los empleados públicos tales como la recuperación de la Paga Extra retenida en el año 2012, la elaboración de una Relación de Puestos de Trabajo acorde con las necesidades funcionales del Ayuntamiento así como la subida del 1% en las nóminas de los empleados públicos, tras haber sido congeladas durante años.

Dentro de esa línea de dignificación del trabajo del empleado público durante la legislatura, cabe recordar que, nada más tomar posesión el Equipo de Gobierno se decretó restituir en sus puestos de trabajo, a “todos aquellos funcionarios y empleados públicos que se hayan visto obligados a abandonar sus puestos orgánicos que tenían ganados por méritos propios, simple y llanamente por pensar, por profesar ideas, convicciones o creencias diferentes a las de los responsables políticos”.

Con todo, se seguirá trabajando para seguir poniendo en marcha los acuerdos con las centrales sindicales para que los empleados públicos sigan prestando unservicio de calidad a los ciudadanos.