Los menores denunciados por cometer infracciones harán trabajos al Servicio de la Comunidad

En la Junta de Gobierno del pasado viernes se propuso, por parte de la Delegada de Administración General, Laura Guerrero Moriano, que ostenta la potestad sancionadora en materia de ordenanzas varias, la posibilidad de que los menores de edad que sean denunciados por cometer infracciones, tales como actos vandálicos, daños al patrimonio, consumo de  bebidas alcohólicas en vía pública, etc., puedan ser sancionados con la realización de trabajos a la comunidad en lugar de sanciones pecuniarias.

Para ello hay que desarrollar una serie de ordenanzas municipales que ya contemplan esta posibilidad pero necesitan del establecimiento de un protocolo de actuación.

La realización de Servicios a la Comunidad se está llevando a cabo en el Ayuntamiento desde hace mucho tiempo, pero solo en caso de penados por los Juzgados y Tribunales de Justicia.

Se ha comprobado que la gran mayoría de los menores que cometen este tipo de infracciones son reincidentes en las mismas, debido a que al comportar solo una sanción monetaria sus padres pagan la sanción y ellos no son conocedores de las consecuencias de su mala acción. Así con la realización de Servicios a la Comunidad van a ser más conscientes de todo lo que implica el haber hecho una pintada o roto una papelera o farola. Se pretende así que adquieran conciencia cívica, que entiendan lo que implica vivir en sociedad, que aprendan a amar y cuidar lo que es de todos y, como no, a su ciudad, Mérida Patrimonio de la Humanidad, con todo lo que eso implica.

Las sanciones impuestas no tienen afán recaudatorio sino educativo.