La Concatedral de Santa María se suma al circuito turístico de la ciudad

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, ha asistido esta mañana a la apertura a las visitas al público de la Concatedral de Santa María que, a partir de hoy, será visitable en horario de 11.30 a 13.30 horas y de 17 a 19 horas de manera gratuita, aunque quien lo desee puede dejar un donativo.

El párroco de Santa María, Antonio Becerra, ha agradecido al Ayuntamiento, el Consorcio y la Junta de Extremadura, el que se pueda poner en el circuito turístico la Parroquia de Santa María “un empeño del alcalde y del delegado Pedro Blas Vadillo que hoy ve la luz y que supone que nuestra parroquia pueda contemplarse en un horario determinado todos los días”.

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, se ha congratulado de que, por fin, “haya llegado esta oportunidad para abrir los templos a las visitas”. Ha recordado que “cuando cualquier institución decide poner en valor un retablo o imagen, no pone en valor el patrimonio de la Iglesia, sino el Patrimonio de la ciudad, sea de la titularidad de quien sea”.

Por otro lado, ha destacado que el turismo religioso tiene dos apartados, un turismo religioso de Fe y otro cultural. “Seguramente habrá mucha gente que pueda ver muchas catedrales en el mundo, y entra a orar o no, simplemente tienen la posibilidad de verlas, para ver arte”. Al final, ha destacado el alcalde, “se trata de sinergias, de posibilidades que estaban ahí y nadie ha sabido poner en valor porque no se han sentado a hablar para ello y los monumentos además de ponerlos en valor, hay que usarlos para que la gente disfrute de ellos”.

Por su parte, el delegado episcopal de Patrimonio Cultural del Arzobispado, Agustín Velázquez, ha señalado que es un gran día para todos “cumplimos un anhelo deseado por todos los emeritenses de que las iglesias estén abiertas al público”. Ha recordado que las iglesias no son museos sino que son templos de culto “que atesoran Patrimonio de la Iglesia, un patrimonio que debe ser puesto a disposición de todos los visitantes”.

Ha recordado que es un proyecto que lleva gestándose a lo largo de mucho tiempo, comenzando por la apertura de la Basílica de Santa Eulalia y continuando con la Concatedral de Santa María. Así mismo ha destacado que “la apuesta por el turismo religioso es muy importante y Mérida tiene mucho que decir para reclamar el primitivo cristianismo hispano cuya sede está aquí en Mérida”.

El deán de la Concatedral, Juan Cascos, ha finalizado el acto reseñando que las Iglesias guardan lo mejor de las personas que han dejado su huella en ellas “vamos a redescubrir nuestros valores patrimoniales, litúrgicos y espirituales”.

Los primeros visitantes han sido una pareja procedente de Australia.

Fuente: merida.es