El Calatrava se convertirá en un mercado moderno y multifuncional

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, acompañado por el Consejero Delegado de la empresa Larry Smith, Juan José Martín, presentaron ayer el proyecto de reforma, adecuación y explotación del Mercado de Calatrava cuya fecha de inicio de trabajos está prevista para antes del mes de mayo, con un plazo de ejecución de 18 meses, plazos máximos del pliego.

Osuna ha destacado que es un nuevo concepto de Mercado con el que estamos “completamente satisfechos porque cumplimos uno de los compromisos que llevábamos en el Programa Electoral, que no era otro que dar vida a este Mercado de Abastos que había quedado en desuso, fundamentalmente porque no cumplía con los requisitos de accesibilidad y sostenibilidad, entre otros”. Una oportunidad de “duplicar la actividad económica de la ciudad de Mérida”, ha señalado Osuna poniendo como ejemplo la modificación de los kioscos de la Plaza de España “que han permitido duplicar la actividad mercantil”.

Situado en el centro de la ciudad, un edificio histórico y protegido “que nos va a permitir, dentro de la oferta turística, incorporar una oferta gastronómica y de calidad”. Larry Smith, empresa especializada en el servicio integral, gestión y comercialización de Centros y Parques Comerciales, con más de 50 años en el sector, es la empresa en la que “hemos confiado esta reforma”.

 

 

Un mercado que contará que contará con mercado tradicional, zona comercial y mercantil, además de zonas de restauración y hostelería. “Mérida debía crecer más allá de una renovación de las estructuras básicas, debíamos fomentar, por parte del Equipo de Gobierno, la posibilidad de una renovación integral que permitiera la modernización de la instalación”. “Otro sueño histórico más de esta ciudad como es el tener un Mercado de Calatrava moderno”, ha concluido el alcalde.

Por su parte, el Consejero delegado de la empresa, Juan José Martín, ha destacado que se trata de un “área de centralidad donde podamos dar un servicio de nueva restauración que es muy necesario y que se está haciendo en todas las capitales de España”.

Se trata de regenerar un edificio histórico y mercado tradicional “adaptándolo en su dimensión actual con un espacio gastronómico de alto nivel”. Ha destacado que Mérida es el lugar apropiado “para un diseño innovador que se va a integrar en la vida de todos los ciudadanos y que va a dar un servicio para el turismo”.

 

De los dos equipos de Arquitectura, uno de ellos es del emeritense Ángel Hernández “conocedor de la ciudad como nadie y conocedor del mercado desde sus orígenes”, además de contar con BroadwayMalyan, que se encargará del diseño interior.

Ha destacado Martín la fachada “con la que vamos a ser muy respetuoso, porque es francamente preciosa y a la que vamos a dar su protagonismo”. En breve se abrirá una oficina al lado del mercado para ofrecer información sobre el proyecto, además de destacar que su intención es abrir cuanto antes “porque nos interesa a todos”. El Mercado se concibe con un espacio que, además, tendrá un apartado cultural y de ocio “habrá exposiciones, presentaciones y actividades de todo tipo para que no sea algo estático y beneficie a toda la ciudad”.

El arquitecto Ángel Hernández, ha señalado que su estudio es internacional con sede en Madrid y “siempre veíamos con tristeza como el Mercado iba pasando a una situación bastante triste porque es un mercado fantástico, de finales del XIX, que tuvo tiempos gloriosos y que, tras la reforma del 84, que no fue muy adecuada, fue cayendo hacia la inactividad”. “Será un centro gastronómico, multifuncional, que combine lo gastronómico, con todo tipo de actividades y que se enclava en el centro del centro comercial de la ciudad”. Un edificio de 3.300 metros interiores con 500 de terraza “una renovación completa del edificio, resucitando las dos crujías principales, que son históricas, rehabilitándolas con el mismo tipo de construcción y elementos, reformando el resto de plantas”.

Se pretende eliminar la imagen de bunker que tiene el interior del mercado modificando todas las instalaciones, haciéndolas más sostenibles en arreglo con las nuevas normativas con la idea de que el mantenimiento de coste energético sea asumible y adecuado. Contará con una cubierta nueva y con un gran lucernario en el centro “que hará que se convierta en un espacio más abierto”. Ha destacado Hernández que el equipo de arquitectos es de Mérida y Madrid, aunque en su mayoría emeritenses en cuanto a los equipos de ingenieros, aparejadores, etc

El arquitecto de la empresa BroadwayMalyan ha destacado que se quiere recrear un espacio de calle y plaza de la ciudad respetando los materiales originales como, adoquines madera y hierro acondicionando el espacio para que se pueda disfrutar de él, “porque son la esencia del edificio”. El proyecto contempla una plaza central y calles perimetrales con una terraza superior multifuncional, con áreas de restauración y con mucha vida incluyendo elementos vegetales dentro del espacio. Los locales se contemplan como espacios abiertos y transparentes “que inviten a la gente a buscar más allá”. La fachada, que se consolidará, cobrará importancia con una iluminación artística.

En cuanto al número de locales, consideran que podrá haber en torno a 40 a 45. El proyecto, por valor de 3.000.000 de euros, tiene una concesión de 40 años. Se generarán un mínimo de 100 personas con empleos directos, además de unos 50 en las obras y otras 50 personas en los servicios de gerencia, vigilancia y limpieza.