El Ayuntamiento comprará la Torre Albarrana para integrarla en el proyecto del Teatro María Luisa

El Equipo de Gobierno va a llevar al próximo Pleno Municipal, este miércoles, la adquisición del solar en el que se encuentra la conocida como “Torre Albarrana”, en la calle Arzobispo Mausona, y el fondo de un local comercial ubicado en la calle Camilo José Cela, junto al María Luisa, lindante con el solar de la Torre albarrana, con el objetivo de hacer un segundo acceso al Teatro María Luisa y cumplir aún más, de esta manera, la normativa de accesibilidad, además de ganar algo más de aforo para las zonas comunes del futuro teatro.

“Es un paso importante para mejorar la accesibilidad del nuevo teatro y, además, crear una nueva plaza pública en torno al monumento”, explica el alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, quien aclara que “será el Consorcio quien realice el estudio técnico sobre el estado de la Torre Albarrana para su integración con todas las garantías”.

En la actualidad, el proyecto del Teatro María Luisa tiene un único acceso por la calle Camilo José Cela, estando elevado sobre la rasante de la calle, por lo que hay que acceder a través de una rampa de acceso para cumplir las condiciones de accesibilidad. Además, este hecho limita el aforo del teatro a 500 espectadores que, si bien no debe superarse ampliamente, podría tener, por las condiciones del mismo, algo más de aforo, no sólo en el patio de butacas, sino en las zonas comunes del recinto.

La adquisición de la Torre Albarrana y el local supondrá, además, un acceso con los restos arqueológicos de la muralla y la propia torre integrados en el mismo, dando valor tanto al teatro María Luisa, como a los propios elementos arqueológicos. El importe de la adquisición es de 400.500 euros, 292.500 euros para la Torre Albarrana y 108.500 euros para comprar el local adyacente.

Además, el alcalde ha expuesto que el ayuntamiento sigue sumando patrimonio al inventario de bienes de todas y todos los emeritenses. Un inventario que alcanza un valor de casi 500 millones de euros “el año pasado las altas patrimoniales superaron los tres millones de euros con las adquisiciones del convento de las Concepcionistas o el solar de Vía de la Plata, entre otros. Es patrimonio que gana la ciudad para uso público”, asegura el alcalde emeritense.

Una compra de patrimonio que se puede realizar, según afirma Antonio Rodríguez Osuna, gracias “al excelente trabajo económico del actual equipo de Gobierno que ha conseguido que la deuda del Ayuntamiento baje en más de 50 millones de euros en los últimos cinco años”, asevera. “El Equipo de Gobierno ha vuelto a bajar el periodo medio de pago a proveedores actualmente a 16 días muy por debajo de los parámetros legales de 30 días. La deuda financiera a corto y largo plazo del Ayuntamiento de Mérida se encuentra, actualmente, en 26 millones de euros”, recuerda el alcalde quien incide que “la deuda en 2015, era de 77.000.000 euros. Estamos realizando un gran trabajo para sanear el ayuntamiento y a su vez sumar patrimonio propiedad de todas y todos los emeritenses”, apunta, “todo ello supone que la actual gestión económica del Ayuntamiento, iniciada hace 5 años, ha supuesto una reducción de la deuda en 50 millones de euros, lo que supone un descenso del 66% con respecto al año 2015”, incide Rodríguez Osuna.