El alcalde de Mérida participa en una videoconferencia con el Presidente del Gobierno

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, se reunió ayer por videoconferencia con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Lo hizo como miembro de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). El primer edil emeritense es el único representante extremeño en la junta de gobierno de este organismo.

El presidente del Gobierno y los representantes de la FEMP celebraron un encuentro virtual en el que también estuvieron presentes las ministras de Hacienda y Política Territorial.

El presidente de la FEMP, Abel Caballero, anunció que este organismo acudía a este encuentro virtual con la intención de «mantener un diálogo abierto y con voluntad de colaboración desde los gobiernos locales».

En la reunión también se acordó que los ayuntamientos tendrán un importante papel en la desescalada

Y según Osuna, así fue. El alcalde ha explicado que en la reunión se puso sobre la mesa la necesidad del uso del superávit y de los remanentes de los Ayuntamientos, así como la posibilidad de flexibilizar la regla de gasto. Es decir, que se pueda gastar en otras cuestiones distintas a las que actualmente permite gastar el gobierno por la Ley de Estabilidad Presupuestaria. «Ahora el decreto del estado de alarma permite a los Ayuntamientos gastar un 20% del superávit en cuestiones sanitarias o sociales. Y lo que queremos es que nos dejen utilizar el 100%».

Este dinero lo destinaría en la ciudad, según explica, a ayudar a las empresas, a dar subvenciones, a crear planes de estímulos para la economía local y para el turismo, a elaborar planes de empleo público, a facilitar nuevas líneas de ayudas para familias con dificultades o a la reactivación de la obra pública…

Presentarlo a la oposición

En este sentido, Osuna explica que aún no se ha dado a conocer este punto a la opinión pública . Está esperando a que se lo validen desde el gobierno central y a presentárselo a los grupos de la oposición en una junta de portavoces. «Pero para eso hace falta que el gobierno de España lo apruebe en un decreto ley. Por eso hemos quedado para dentro de 15 días para ir decidiendo en qué podemos gastar ese superávit o ese remanente».

Osuna también declara que se ha hablado de la necesidad de la resolución de contratos, como el que tiene el Ayuntamiento con la empresa que podrá en marcha la administración electrónica. «Hemos pedido que se abran los plazos administrativos. Que podamos sacar a licitación obra pública que ya teníamos prevista. Tengo un montón de obras que están en marcha pero otras muchas no las podemos sacar a concurso». Y también se habló de la tasa de reposición. «Pedimos poder contratar, en capítulo 1, aquellos puestos básicos fundamentales que nos faltan».

La reunión también se centró en el importante papel que tendrán los Ayuntamientos en las fases de la desescalada, en su vigilancia, control o inspección. «Aplicaremos las normas y las fases que nos digan los técnicos de las comunidades autónomas y del Gobierno de España».

Para conseguir que todo esto salga adelante se acordó que, cada 15 días, Sánchez mantendrá una reunión con la comisión ejecutiva de la FEMP. A través de estos encuentros se irán dando pasos en las peticiones que ha hecho la FEMP por escrito al gobierno de España.